BARES Y RESTAURANTES

Una pizzería de decoración actual en azul, blanco y amarillo

Hoy vengo a compartir contigo una idea fantástica para transformar una especie de cueva alargada de techos abovedados, sin ventanas y de paredes de ladrillo visto en un espacio que invita a quedarse en él, a disfrutar de una buena comida y a empaparse de buen gusto decorativo. En esta pizzería en Livorno hay dos zonas muy bien diferenciadas, por un lado el comedor con sus paredes de ladrillo pintadas de blanco y los techos amarillos, los apliques en la pared y el banco corrido tapizados en polipiel azul acompañados por unas sillas que traen la terraza al interior, y por otra la zona donde está el mostrador para quienes optan por llevarse su pizza en mano o tomarla en la barra contigua. Un espacio funcional, muy bien distribuido y una paleta arriesgada que funciona. Pura modernidad para un clásico que no pierde fuerza por muchos años que pasen.

Fotos e interiorismo: Modo Architettura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *