OFICINAS (DE MORIR)

Mucho más que un espacio de trabajo. El estudio de Tristan Auer en París.

Está claro que, tengas el negocio que tengas, y te dediques a lo que te dediques, tu espacio de trabajo es sin duda una buena carta de presentación de tus gustos, tu filosofía o tu forma de hacer, pero cuando eres un interiorista de prestigio, como es el caso del francés Tristan Auer, el contar con unos ambientes cuidados, reflejo de tus pasiones estéticas, se vuelve el doble de necesario. En estas «oficinas» las antigüedades conviven con objetos de corte más actual y la división está muy clara entre la «zona de presumir» y la de «poner la cabeza a funcionar y los muestrarios sobre la mesa». Espero que te inspire tanto como a mí.

Fotos e Interiorismo: Tristan Auer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *