BARES Y RESTAURANTES

El Café Mollien en el Louvre y una de lámparas de cristal rosa

Si has ido al Louvre, seguro que te has parado a reponer fuerzas en su cafetería de la primera planta. Es un espacio absolutamente maravilloso enmarcado entre una columnata de piedra y los altísimos ventanales que dan a sus patios y lugar ideal para descansar entre Grecia y Egipto o Mesopotamia y Roma… Recuerdo también lo carísimo que era todo y las colas interminables si te daba por almorzar en horario europeo. Ese día me alegré mucho de ir a comer a media tarde ;). Todo en el Louvre es espectacular, hasta su cafetería, pero si tuviera que quedarme con algo, serían esas grandes luminarias de latón dorado y cristal rosa diseñadas, como el resto del espacio, por el francés Mathieu Lehanneur

Fotos: Michel Giesbrecht 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *